Baggio: Fratelli tutti desde la perspectiva migratoria

Siguiendo con la programación del seminario sobre Migraciones e Iglesia, la conferencia de Fabio Baggio, subsecretario de la Sección de Migrantes y Refugiados del Servicio de Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, viene a profundizar en la tercera encíclica del Papa Francisco, Frateli tutti, desde la perspectiva migratoria.

El representante del Vaticano destaca la llamada del Papa a revivir la cultura del encuentro. “El encuentro con el otro, el extranjero, permite realizar dos tipos de acciones necesarias para alcanzar la plenitud de nuestra existencia humana:amar al prójimo y crecer en humanidad”. (FT 85, 133-136)

FRATERNIDAD, EN PELIGRO

Ante la respuesta europea a la crisis migratoria, “el Santo Padre percibe el riesgo de perder el sentido de la responsabilidad fraterna, que es unos de los pilares de la sociedad civil”. Sin embargo, el Padre Baggio recuerda que en la carta pastoral el Papa reconoce que Europa tiene “los instrumentos necesarios para defender la centralidad de la persona humana y encontrar un justo equilibrio entre el deber moral de tutelar los derechos de sus ciudadanos, por una parte, y, por otra, el de garantizar la asistencia y la acogida de los emigrantes”. (FT, 40)

En el diálogo posterior, Susana Cuesta, responsable de Cooperación Internacional y migraciones de Caritas Bizkaia, intervino para preguntar sobre los Menores no Acompañados y jóvenes migrantes.

En FT el Santo Padre expresa preocupación por la trata de menores, pero no hay mención de los menores no acompañados o separados. Sin embargo, el representante del Vaticano evoca el mensaje para la Jornada
Mundial del Migrante y Refugiado 2018. “Es preciso evitarles cualquier forma de detención y asegurarles el acceso regular a la educación, además de garantizarles la permanencia regular y prever programas de custodia temporal o de acogida.”

COMUNIDADES E INTEGRACIÓN

Fabio Baggio repitió en varias ocasiones el concepto de comunidades acogedoras que se enlaza con la noción de la integración en respuesta a la pregunta de María Jesús Calvo, responsable de Pastoral de Migraciones de la diócesis de Bilbao sobre cómo acompañar la espiritualidad, la capacidad y los recursos de los migrantes.

En Fratelli tutti se pide a los cristianos una oportunidad para que los que llegan se expresen. “Tenemos necesidad de comunicarnos, de descubrir las riquezas de cada uno. Se necesita un diálogo paciente y confiado, para que las personas, las familias y las comunidades puedan transmitir los valores de su propia cultura y acoger lo que hay de bueno en la experiencia de los demás. (FT, 132)

CRISTIANISMO Y POLÍTICAS XENÓFOBAS

A la pregunta de Carlos García de Andoin, director del Instituto Diocesano de Teología y Pastoral sobre el uso del cristianismo para políticas xenófobas y populistas, Baggio mencionó la preocupación del Santo Padre por las ideologías populistas que se transforman en movimientos políticos.

Alerta de que “el desprecio de los débiles” puede esconderse en formas populistas o en formas liberales al servicio de los intereses económicos de los poderosos. “En ambos casos se advierte la dificultad para pensar un mundo abierto, y que incorpore a los más débiles y que respete las diversas culturas”.​ (FT, 155)

El Padre Baggio indica que las manifestaciones xenófobas se producen en muchos países de tradición cristiana y el Papa hace una llamada a “mantener vivo un sentido crítico frente a estas tendencias, y ayudar a reaccionar rápidamente cuando comienzan a insinuarse. ​ (FT, 86)

AMPLIAR EL CORAZÓN

Al final de la conferencia intervino Carlos Bargos, director de Cáritas diocesana, en una consulta sobre cómo vincular la acción social de Cáritas a migrantes con la vida de las comunidades.

La Fratelli tutti exhorta a ampliar el corazón apoyado en la mirada a varios textos del evangelio.

El Santo Padre insiste en una acogida gratuita. “Capacidad de hacer algunas cosas porque son buenas en sí mismas, sin esperar ningún resultado exitoso, sin esperar inmediatamente algo a cambio”. Y critica que haya “países que pretenden recibir sólo a los científicos o a los inversores”​. (FT, 139).

El Padre Baggio subrayó esta idea indicando que “no se puede delegar al cura, al responsable de Cáritas, al laico comprometido esta labor caritativa porque corresponde a cada cristiano y si no lo hago, no estoy cumpliendo con el bautismo”. Hizo como sugerencia “retomar los compromisos del bautismo, y ser honestos. Me pide que yo vaya al espacio del otro y el sacrificio que yo tengo que hacer se mide por el tiempo que yo he compartido”.

DESCARGA el texto de la conferencia “Migrantes, cambio cultural e Iglesia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *