2A Miradas creyentes: “Desendiosarnos”

Sin embargo, el impacto de una infección vírica nos está cambiando la vida, al menos en el corto plazo e incluso en los aspectos más cotidianos. Lo han llamado infección por Coronavirus SARS-CoV-2 o COVID-19. Comenzó en el Lejano Oriente y lo sentimos muy distante. Después empezó a acercarse y creímos que, con nuestra fortaleza y robustez de miembros del solido primer mundo, no llegaría a hacernos mella y terminaría siendo, como otras veces, una curiosidad de la biología cambiante. Cuando ya llegó, y parecía algo más grave y cercano, nos auto-convencimos de que solo afectaría a los débiles, entre los cuales nunca nos incluimos porque estamos imbuidos de nuestra fortaleza y seguridad. A día de hoy, ya no hay seguridades, todos somos objetivo posible del virus y a todos nos puede atacar en serio. Hoy ya lo vivimos como una amenaza real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *