28M Miradas creyentes: “Vida, en estado de alarma”

3. Aunque las personas mayores son el colectivo con mayor riesgo de ser afectadas por el Corvid-19, el pasado miércoles, día 18, fallecía por su causa un guardia civil, Pedro Alameda de 37 años de edad, que no presentaba patologías previas. Una epidemia como está nos ayuda a reconocer que la vida es frágil e insegura para todos, y en todas las etapas de la vida. Francisco de Rojas, en su obra la Celestina, escribió: “Ninguno es tan viejo, que no pueda vivir un año más; ni tan joven, que no pueda morirse hoy”. Es una frase rotunda; pero llena de verdad. Pero preferimos soslayar esta verdad. ¿Cómo lo hacemos? Coleccionado cosas, fundamentalmente bienes. Esos bienes nos ofrecen la falsa seguridad de contar con algo a lo que recurrir en caso de que nos vengan mal dadas. Pero la verdad es que cuando nos sobreviene una enfermedad grave o una epidemia como esta nos damos cuenta de lo poco que vale la tarjeta de crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *